Leo en el periódico que los distintos ministerios de nuestro gobierno han entrado en una especie de competición por demostrar quién es menos sexista, ante la mirada férrea e inquisitorial de Su Igualitariedad Bibiana Aído.

Parece que en los presupuestos generales del estado para 2009 se incluirán importantes partidas económicas para conseguir de una vez por todas una absoluta paridad. Una vez conseguida la igualdad de sueldos, de funcionarios, etc, quieren conseguir la paridad de usuarios. Imagino, por ejemplo, que por la puerta principal de un ministerio no podrán pasar dos hombres a la vez, sino que tendrán que alternar estrictamente hombre-mujer-hombre-mujer...

Como organizar tanta paridad cuesta dinero (ha habido que crear hasta un ministerio nuevo, figúrense), y además estamos en crisis, ha habido un ministerio que ha tenido que recortar sus gastos. Y ese ministerio ha sido el de Educación, que pasa de 11,5 millones de euros a 10,6 (es decir, la nadería de casi un 10% menos de dinero para la enseñanza pública). Así se combate el fracaso escolar, si señora. Luego se quejan de que la gente elija colegios y universidades privadas.

Y eso sin contar el gasto extra que supondrá reformar, por ejemplo, las bibliotecas de las guarderías, donde habrá que contar el cuento de Blancanieves la transexual y los 3'5 enanitos y 3'5 enanitas(que volverán de la mina cantando eso de "Aidó, Aidó, te vamos a igualar"). Eso sí, de "Caperucito y la loba" mejor no digamos nada, que eso de loba tiene unas connotaciones machistas que pa' qué.

Lo escribió Arkanus a las 12:16 p. m. |
Subscribe